Cumbia del Peru

Tu portal de cumbias

Facebook
RSS

video , farándula peruana , divorcio , separación , infidelidad , La Faraona , Marisol , Carlos GómezLa “Faraona” sostuvo que “me quise morir cuando descubrí que mi esposo me engañaba.

Dicen que el amor es como el cristal: cuando se rompe, ya no vuelve a ser el mismo, y eso lo sabe “La faraona” Marisol (36). La reina de la cumbia se casó hace poco menos de dos años con Carlos Gómez, tuvo un hijo, pero jamás imaginó que él le sería infiel. Ahora, después de haber querido morirse por este desafortunado momento, se reinventa y sale adelante porque aprendió a llevar sus penas en la espalda.

Marisol, ¿cuántos años cantando?

Con “La magia del norte” ocho años y, como profesional, 16.

Y no ha sido fácil en el plano profesional ni sentimental, ¿verdad?

Ha sido duro. Cuando uno empieza, te pagan lo que quieren. Hasta que llegué a un grupo en el que pensé quedarme, pero la envidia de las chicas con las que trabajaba hizo que saliera. Luego volví aquí y traje la idea de hacer una cumbia como los temas que interpretaba Tony Rosado, pero en versión mujer.

¿Compone sus canciones?

El 80% las compro, pero el 20% son de mi autoría.

¿“La escobita”, “Canalla” y ’30 segundos” le salieron del corazón?

Al compositor de ’30 segundos” le dije que quería una canción que tuviera la palabra “cholito” y la frase ’30 segundos”, porque de chica siempre escuché decir a mi abuela: a ese cholito solo dale 30 segundos para que se largue… próximamente voy a lanzar el tema “La esposa y la estúpida”.

¿Ese tema es por lo que está viviendo? (la separación de su esposo Carlos Gómez por infidelidad)

Pero la esposa siempre será la esposa y a “ellas” solo les van a dar el tiempo que les sobra.

Supongo que a través de su música desahoga el dolor que lleva.

Sí, muchas veces he subido mal al escenario y he respirado profundamente para cantar. Aunque, a veces, la cólera y rabia me han ganado y las lágrimas se me han caído, pero también he llorado de alegría.

Intuyo que, cuando ama, es una mujer apasionada.

Sí, porque cuando uno se enamora no lo hace con el 50% del corazón, no. Uno se entrega. El verdadero amor es confianza y cuando te traicionan, duele más.

¿Ya no cree en el amor?

Debe existir, pero hay que buscarlo con lupa

Muchos pueden pensar que por el momento que vive, ahoga sus penas en el licor.

¿Ah?, ja, ja, ja. A mí no me gusta el licor y jamás van a decir que me vieron borracha por la calle. Además, tengo dos hermosos hijos y mis penas las aprendí a guardarlas en la espalda. Tengo a mi madre, mi familia, trabajo, salud y a Dios.

Pero no, el amor.

Si no encontré felicidad en este lado, no me arrepiento porque cuando viví con esa persona fui feliz.

¿Se enamora apenas le cantan al oído?

No. El amor llega, y este (el de su aún esposo) llegó sin querer. Si no que diga César Aguilar (su mánager y primer esposo) cuánto le costó conquistarme.

La relación que llevan llama la atención

(Habla César) Lo que pasa es que nos conocimos cuando ella trabajaba en una agrupación femenina y yo en un colegio, el destino nos juntó. Empezamos el proyecto Marisol juntos. Fuimos pareja, luego nos casamos. Las cosas no resultaron porque mezclamos el trabajo con la relación

Observo que Marisol mira hacia el techo y le preguntó. ¿Fue solo eso o también le fue infiel?

No, nunca fue por una mujer, pero se dejó creer eso. César siempre fue una persona responsable y correcta. La relación de pareja no funcionó, pero somos grandes amigos.

(César interrumpe) Además, uno conoce a los amigos en los malos momentos…

Marisol: Es cierto. Aguilar ha estado en los peores momentos de mi vida apoyándome.

¿Esta afinidad no perturbó a su esposo Carlos?

Carlos siempre supo que era así y lo respetó. Mi compromiso con él fue aceptando que César era mi mánager, nuestros problemas vinieron después. Claro, como hombre pudo sentir celos, pero César jamás me faltó el respeto y nunca se metió en mi relación.

Entonces, no había problemas en ese sentido.

Nuestra relación se acabó por los errores de él y si mañana o pasado quiere disfrazar sus tonterías con este argumento, sería una cobardía. Tal vez, nunca estuvo preparado para vivir algo que nunca vivió, una vida en familia.

Fue eso o es que, tal vez, nunca se enamoró y fue más interés.

(suspira) Pero si no te caes, no aprendes y las demás (aparte de la infidelidad) fueron cosas familiares.

¿Le perdonó muchas cosas?

Sí, por mi hijo Carlitos y porque ya había criado a George (su hijo mayor) sola (César no es su papá), pero uno no va a disculpar toda la vida, porque te pisotean tu dignidad.

Habla con mucha serenidad del tema.

Sí, ahora estoy en paz, porque en su momento me dolió y lloré muchísimo, pero sola. Nunca mi madre ni mis hijos me vieron. Me quise morir, porque no podía creer lo que mis ojos veían.

¿Lo encontró in fraganti?

No, me mostraron un video, porque seguro que si lo veía, me sacaba el zapato y se lo lanzaba.

¿Y él no ha intentado retomar la relación?

Han pasado seis meses, lo intentó un par de veces, pero su año ya fue el año que pasó.

¿La diferencia de edad entre ustedes fue también un problema?

Él tiene 29, va a cumplir 30, y no hay mucha diferencia. Si hubiese tenido 15 años, entonces que me juzguen.

Debe ser complicado cuando él va a su casa para ver a Carlitos.

Carlitos siempre viaja conmigo y hace un mes que él no va a verlo. Será hasta que le pase su berrinche o cuando pase lo de la conciliación.

Recién este año cumplirá dos años de casada y podrá divorciarse.

Pero ahora no tengo necesidad de divorciarme, si él quiere hacerlo, que gaste su plata, para eso trabaja.

¿Las propiedades que tienen en común tendrán que repartírselas?

Nos casamos con separación de bienes, pero uno tiene sus cinco minutos de estupidez en la vida y hace cosas por amor. Solo tenemos algunas cosas juntos y si hoy me quitan una casa, un carro, trabajaré para comprarme dos o tres, porque jamás le hice daño a nadie y cuando uno obra bien, Dios te premia.

Se dice que su esposo tiene un nuevo compromiso y vive en la casa que le habría construido con su dinero.

Es lo que dicen, pero si es así, que le vaya bien.

¿Imaginó este desenlace en su vida?

No, y menos cuando uno perdona y da una oportunidad porque hay hombres que cuando los perdonas, se componen, pero otros siguen en lo mismo. A esos hay que echarlos a la basura.

 

Fuente: Diario Trome

Be Sociable, Share!
TUS COMENTARIOS